agosto 09, 2009

¡Feliz día del niño!!

Me encantaría decir que lo siento como si fuese ayer. Se distancia, más mi corazón se rehusa a lo que no veo con claridad y así lo siento cada día menos. Mientras tanto, dejo atrás recuerdos que hicieron de mí todo lo que llegué a ser.
Anyway, hay cosas que nunca se olvidan. Quizás sea por eso que existen rasgos que nunca podríamos cambiar. Cuando crecemos, olvidamos; cuando olvidamos, algo cambia. Fijémonos qué estamos olvidando porque puede que no lo recuperemos... Aunque olvidemos ciertas cosas, siempre van a ser nuestra historia. La historia de cada uno es tan propia como la identidad, el color de ojos y el pelo, la voz, la sangre que corre por nuestras venas.
Hoy solo me arrepiento de haber olvidado algunas cosas buenas que pueden contármelas pero ya no puedo sentirlas entre las paredes de mi cuerpo sino como la historia que una vez protagonicé... y que es mía. Tal vez fue necesario, como también olvidé hechos que hoy me hubiesen devastado y, tengo grabadas pequeñeces que me enseñaron a amar y reír. Un abrazo del abuelo, en la Ford, antes de entrar al jardín; salir a robar flores de los vecinos con la abu; los mates de la tía todas las mañanas, en ojotas con medias; la sala de ensayo del tío, que me hizo crecer con la música. El tío abuelo nano, el carting que nos hizo a mi hermano y a mí, los chocolatines, las limonadas; mi puestito de flores en la vereda; y mi mamá...
Mi nombre significa "de la miel" o "la que tiene la dulzura", pero si hay algo dulce en mi vida es mi mamá y todo lo que ella le dio a mi infancia. Siempre tuvo un abrazo para mí y esas palabras dulces que solo pueden salir de ella, que las volcaba en el papel tan sutilmente... yo apenas si podía sostener un lápiz y la imitaba con líneas ondeadas en mis cuadernos.
Sé que son cosas que quedaron atrás pero espero nunca olvidarlas. Voy a guardar siempre un pedacito de mi niñez que, si bien estuvo lejísimos de ser perfecta, jamás le faltó afecto y alegría.
Si te hacen sonreír como a mí, te dedico las cuatro palabras del título.

2 comentarios:

naka dijo...

Es una de las cosas mas lindas que lei en mi vida :)
quiza sea porque tengo ahora a mariana pero realmente caaasi me emociona (y eso es decir bastante porque me habre emocionado realmetne unas 3 veces en mi vida).

en fin, te quiero mucho (L)
quiero hablar con vos

Machia dijo...

pienso muy parecido a vos, pero cada uno decide olvidarse de lo que quiere o no, uno puede deshacerse de lo que no necesita o de una capa invisible que nos molesta o que no nos deja cmabiar (a)

http://www.estereotipoadolescente.blogspot.com/